En Bodegas Patrocinio, ser una sociedad cooperativa supone una gran responsabilidad de cara a nuestras familias, nuestro pueblo, La Rioja y el vino español en general.

Nos inspiran bodegas cooperativas de todo el mundo, que contribuyen al crecimiento del sector del vino a través de la investigación, los proyectos de desarrollo y el trabajo conjunto con sus socios comerciales.

Las cooperativas producen 1 de cada 4 botellas de vino en Europa y gracias a esta capacidad productiva y comercial tienen un impacto significativo en la industria vitivinícola:

  • Se adaptan y evolucionan con los mercados del vino.
  • Invierten en innovación e investigación.
  • Contribuyen a modelar las políticas y regulaciones europeas del vino.
  • Son determinantes a la hora de establecer los precios de la uva.
  • Son empresas estables y sumamente profesionales.

El cooperativismo es una filosofía de vida y ha sido crucial para la supervivencia de muchos pequeños viticultores, impulsando la economía de muchas regiones rurales, donde el viñedo se hubiera fragmentado sin cesar, hasta desaparecer. En el cooperativismo se sustituye el incentivo del interés individual por el esfuerzo y la recompensa colectivos. ¡Ese es nuestro espíritu!

Nuestra elaboración se basa en el viñedo. Trabajamos intensamente en bodega para reflejar al máximo la expresión de cada parcela y cada variedad de uva.
Trabajar con nuestra propia uva nos permite crear vinos con personalidad, que mantienen su estilo y calidad vendimia tras vendimia.
En general, la madera es un personaje secundario pero nunca el protagonista absoluto. Es precursora de aromas y aporta complejidad. Los vinos ganan en textura y suavidad, pero su función principal es realzar la fruta sin ocultarla.
Queremos que nuestros vinos ofrezcan la máxima calidad en cada segmento de precio.